El legislador radical Ariel García presentó ayer un amparo judicial para garantizar los derechos de los vecinos del Barrios Los Pocitos, B° 12 de Junio (UTA y Ampliación deTafí Viejo)

 

El legislador radical Ariel García presentó ayer un amparo judicial para garantizar los derechos de los vecinos del Barrios Los Pocitos, B° 12 de Junio (UTA y Ampliación deTafí Viejo), quienes se ven aislados debido a que la obra de autopista de la Diagonal a Tafí Viejo no cumplió con las rotondas originales que estaban previstas. «Los vecinos de los distintos Barrios se encuentran aislados ante las murallas de esta obra, pero también ante la falta de inclusión de un gobierno provincial, al que poco le importa que queden aislados», sostuvo el parlamentario opositor Ariel García, quien realizó la presentación del mencionado amparo junto al concejal taficeño Juan Medina y el vecino del barrio afectado, Gregorio Pérez.

El parlamentario, quien se hizo eco de la problemática desde el primer momento, sostuvo que «el amparo presentado tiene como finalidad garantizar el acceso de los vecinos, no sólo del Barrio UTA sino de tres barriadas más, que no pueden acceder a esa vía de comunicación con la ciudad de Tafí Viejo».

Agregó que «el alperovichismo no está garantizando el concepto de inclusión que tanto se pregona desde el oficialismo, pero lo que es peor es la falta de respeto a los afectados, porque el interventor de la Dirección Provincial de Vialidad, Raúl Basilio, no ha dado respuesta alguna a los vecinos, ni personalmente, ni mediante los pedidos de explicaciones que le hemos requerido desde la Cámara legislativa».

El legislador radical subrayó que «ante esta falta de respuesta a un problema grave, acudimos a la Justicia, a fin de dejar a resguardo el derecho que les asiste a los vecinos afectados».

García expresó que «la opinión de especialistas, difundidas en medios escritos de la provincia, es clara en cuanto a la necesidad de respetar el proyecto original de cinco rotondas, a fin de asegurar el acceso a la nueva autopista».

Así mismo, agregó que «el alperovichismo tiene que entender que gobierna para todos los tucumanos y no para aquellos amigos del poder, a quienes sí se le pueden hacer concesiones en la modificación de los proyectos de obra pública que se encuentran en ejecución».

Por último el legislador radical Ariel García expresó: «instamos al alperovichismo y sus funcionarios a revisar sus errores. Retroceder no significa una derrota, implica que ganen los tucumanos que han sido aislados por una verdadera muralla de concreto, a la que no podrán superar sin riesgo de sufrir algún accidente. Acudimos por ello a la Justicia, pero no quiere decir que desde el Ejecutivo se muestren gestos y verdadera vocación de construir el bien común».

 

 

Compartir:


Share This