El legislador radical Ariel García, se hizo eco del caso de Isolina Valdés, la anciana que falleció en el Hospital de Los Ralos, esperando en vano la llegada a tiempo de una ambulancia.

«Ese es el valor que le da el alperovichismo a la vida de los tucumanos, porque se trata de una advertencia que excede largamente los tiempos electorales y que hemos realizado sistemáticamente en localidades como Las Cejas, El Naranjo, y diversos lugares del interior provincial», señaló el parlamentario provincial.

«La falta de ambulancias es una constante en el interior de la provincia, pero no sólo en el Tucumán profundo, sino también a escasos kilómetros de los centros de mayor complejidad de la salud», señaló.

«Resulta que ahora, que ya fallecieron una mujer y un niño en Los Ralos, el 107 se dignó poner una ambulancia en el lugar. Cuando localidades como Las Cejas dependen de ese vehículo de emergencia del Hospital de Los Ralos, que hace tiempo se encuentra en reparación», subrayó.

También cargó contra la falta del voltaje necesario para el funcionamiento del equipo de rayos X. «Este gobierno se jacta del equipamiento, pero no contar con las condiciones para su utilización es lo mismo que no tenerlo. Los ladrillos no curan, los recursos humanos tienen que estar presentes en los centros asistenciales de la provincia, apoyados por un equipamiento de calidad».

.

Compartir:


Share This