Fue la frase elegida por el presidente de la Comisión de Deportes de la Legislatura, Ariel García, para dar cuenta de la importancia de distinguir la carrera como dirigente deportivo del tucumano Horacio Muratore.
Fue en ocasión de que la Legislatura hiciera un reconocimiento a Muratore, quien fue tres veces presidente de la Federación Internacional de Básquetbol (FIBA) y fue designado recientemente como presidente honorario de la FIBA y titular de la Fundación Internacional de Básquetbol. También se distinguió al flamante integrante de la Comisión Legal de FIBA, Rubén Urueña.
El acto, desarrollado en el Palacio Legislativo fue de alto contenido emotivo porque el propio Muratore señaló que “estoy muy contento, porque te homenajean en todo el mundo, pero en el lugar en donde uno nació es muy importante y más en la Casa del Pueblo, como lo es la Legislatura. Por ello le agradezco al presidente de la Comisión de Deportes, Ariel García, y al vicegobernador Osvaldo Jaldo porque sé que este reconocimiento tiene su aval y me llena de orgullo”.
Por su parte, el legislador García, quien también es vicepresidente segundo de la Cámara, subrayó que “esta distinción es un triple que hacemos junto a Horacio Muratore, porque nos sentimos orgullosos de su trayectoria al frente de la FIBA, su nuevo cargo en la Fundación Internacional de Básquetbol y el rol que le cabe en esta especie de “Champions League” que es la Liga de Clubes de América”.
Agregó que “estamos más orgullosos que nunca de ser tucumanos, porque tenemos a uno de los hacedores de la generación dorada, un verdadero gigante del básquetbol internacional y, lomejor de todo es que nació en esta querida tierra tucumana”.
Sobre ambos dirigentes, Muratore y Urueña, García señaló que “son grandes dirigentes que lograron reconocimiento como producto del esfuerzo colectivo de un conjunto de personas que integran sus familias, amigos y los dirigentes anónimos que trabajan en todas las instituciones deportivas, que a lo largo y ancho de la provincia se convierten en los héroes cotidianos del deporte”.
La nueva misión de Muratore
Sobre sus nuevas funciones, en especial como presidente de la Fundación Internacional de Básquetbol, Muratore señaló que la sede se encuentra en Ginebra (Suiza), y que “voy a continuar trabajando en el desarrollo y la promoción del básquetbol como lo venimos haciendo en países como Antillas o del continente africano”.
Subrayó que “son lugares que necesitan el apoyo del poder del básquet, como lo hacen un montón de organizaciones no gubernamentales americanas y que ahora lo está haciendo directamente la FIBA, lo que me pone muy contento”.
La mano de Muratore para Urueña
Consultado sobre lo que representa para él Horacio Muratore, el dirigente tucumano Rubén Urueña, sólo tuvo palabras de admiración y orgullo. “Es un referente que supo llegar a ser el número uno en base al esfuerzo y el amor que tiene por este deporte. Tenemos que seguir sus pasos y trabajar de manera constante porque sé que tuvo mucho que ver en mi designación, por lo que estoy muy contento y orgulloso de la confianza depositaba en mi”.
Por otra parte, Urueña le pidió a los nuevos parlamentarios que sigan apoyando al deporte, porque la labor de las instituciones deportivas, como las dedicadas a la promoción del básquet, son las que permiten que menos chicos estén en las calles.

Share This