El parlamentario provincial sostuvo  que «el boleto educativo achicaría la distancia social en Tucumán, porque se garantizara el acceso a los establecimientos educativos de la provincia. No sólo a los alumnos, sino también a los docentes, personal administrativo y de maestranza de nuestras escuelas».

«La inclusión pasa por asegurar la igualdad de oportunidades contemplada en la Constitución Nacional, y no por la dádiva bolsonera de los tiempos electorales. Si se garantiza el acceso a las escuelas a todos los integrantes de la comunidad educativa, los subsidios que se otorgan a las empresas de transporte estarían plenamente justificados», enfatizó

«Hay alumnos en nuestra rica y generosa provincia, que tienen que andar muchos kilómetros en caminos de tierra y en mal estado para poder llegar a la fuente del saber que representa la escuela. Hay docentes que llegan a sus lugares de trabajo haciendo dedo y hay conserjes que tienen que multiplicar sus esfuerzos, no sólo para llegar a las escuelas sino para mantenerlas limpias, por la falta de cobertura de las vacantes», manifestó.

«Los tucumanos reciben el silencio de sus representantes en el Congreso de la Nación, acostumbrados a escuchar sólo los caprichos del gobernador, al que le interesa exclusivamente quedar bien con las autoridades nacionales, aunque para ello tenga que resignar calidad de vida y derechos de sus comprovincianos», espetó el radical..

Compartir:


Share This